LA MOTIVACIÓN SEGÚN LA TEORÍA DE MASLOW

LA MOTIVACIÓN SEGÚN LA TEORÍA DE MASLOW

Uno de los principales temas en la empresa es el del Capital Humano, “la gente que la conforma”. La personas son quienes definen el servicio, planean y crean, venden y distribuyen, son quienes están detrás de toda infraestructura; es por tanto el capital más valioso de la empresa. Capital que hay que procurar, cuidar y apoyar para que llegue a un desarrollo pleno y al mayor rendimiento. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que cada persona es un mundo de posibilidades, necesidades, motivaciones y que no todos conciben el trabajo de la misma manera.

En el mundo laboral nos damos cuenta que personas con el mismo perfil o experiencia, en el mismo puesto, pueden estar dando resultados muy diferentes. ¿Por qué? ¿por qué cambian las actitudes en condiciones que parecen semejantes?, ¿por qué hay colaboradores que marcan y dejan huella y otros que sólo esperan el momento oportuno para irse?

Es bien conocida la teoría del psicólogo Maslow sobre la motivación de las personas según sus necesidades. Comienza por las necesidades más básicas y fisiológicas, pasando por la necesidad de seguridad, afiliación, reconocimiento, hasta llegar a la autorrealización. Esta imagen que circuló por las redes sociales, explica muy bien la relación del compromiso de los colaboradores de la empresa con el grado de satisfacción de sus necesidades más profundas.

Repasemos la pirámide comenzando por la base. En la parte más baja se encuentra el deseo de supervivencia y las necesidades fisiológicas: comida, vestido, un lugar donde vivir, etc. En el trabajo, el colaborador que se encuentra en esta etapa es el que únicamente está ahí por necesidad de sobrevivir, de llevar el sustento a su casa. El grado de compromiso con la empresa es nulo, si en otro lugar le dan unos pesos más, se va a ir. Cuenta las horas y no se encuentra satisfecho. En su mente está el ganar dinero para poder vivir y nada más. Obviamente sus actitudes y sus resultados serán muy bajos.

Subiendo un escalón, nos encontramos con otro grupo de personas que no están aún comprometidas y se sienten desmotivadas en el trabajo. Les mantiene la necesidad de seguridad. Seguridad económica, un trabajo estable. No les encanta su equipo, ni su jefe, ni el tipo de labor que desempeñan,  pero siguen adelante porque necesitan trabajar. No por el lugar en dónde están. Esta falta de compromiso le llevará a ser inconstante, a ponerle pretextos a sus labores, incluso a enfermarse, porque no se siente en su lugar.

En el internet puedes encontrar como test de jerarquía de necesidades, en el que podrás ver en qué parte de la pirámide te encuentras.

No te pierdas nuestra siguiente publicación donde terminaré de explicar la pirámide.

Leave a Comment

*Required fields Please validate the required fields

*

*