LA MOTIVACIÓN SEGÚN LA TEORÍA DE MASLOW (parte 2)

Continuando con el último post nos quedamos hablando de los colaboradores que buscan la seguridad.

La siguiente necesidad es la social, la de pertenencia. Quien la colma en el trabajo ya entra entre los motivados y está casi comprometido. Los colaboradores en esta fase sienten que son parte de algo más grande, se sienten orgullosos de pertenecer a su empresa aunque no lo manifiesten. Se sienten aceptados por el grupo y empiezan a entrar en confianza. Pero si hubiera una oferta mejor, se irían. Aun no se proyectan ahí a largo plazo. Estos colaboradores ya empiezan a aportar positivamente.

Dando un paso más está la necesidad de estima, de aprecio. Los colaboradores aumentan su motivación en la medida en que se sienten importantes, piezas clave en la organización. Estos colaboradores están realmente comprometidos, sólo se irían si se les ofrece algo mucho mejor. La carga de trabajo es seguramente mayor, pero vale la pena porque su trabajo les lleva a alcanzar sus metas y sus logros tienen impacto personal y en la empresa.

Finalmente se encuentran losautorealizacic3b3n altamente comprometidos. Según los estudios, menos del 15% de los colaboradores de una empresa alcanzan éstos estándares. Ellos son los que aman su trabajo y están buscando qué hacer por los demás, los que inspiran y motivan al resto con su ejemplo, los que vuelan alto y alcanzan la autorrealización a través de su trabajo.

¿Cómo te sientes en tu trabajo? ¿Qué te falta para llegar a la autorrealización? ¡No esperes a que te llegue! En esta medida crecerá el compromiso y tu empresa se distinguirá por su servicio, su calidad humana, su crecimiento y el tuyo.